Todas las lavadoras comen calcetines (y otras realidades aplicadas a la oratoria)

16 diciembre, 2010 by: Javier

A lo mejor todavía crees que las lavadoras funcionan con electricidad. Nada más alejado de la realidad. Todas las lavadoras del mundo obtienen su energía de los calcetines que engullen. No tienes mas que pensar en todos los calcetines que has tenido que tirar porque han perdido su pareja en un ciclo de lavado. En alguna ocasión, las lavadoras dan un bocado para probar y si no les gusta el calcetín lo sueltan, ya destrozado e inútil para nada que no sea tapar desagües, como en el caso de la foto. Existe un complot mundial tejido a lo largo de años de desarrollo tecnológico entre los fabricantes de lavadoras y los fabricantes de calcetines, que igual nos acaba desvelando wikileaks.

Al igual que la mayoría de la gente piensa que las lavadoras se alimentan de la red eléctrica, algunos creen en falsedades sobre hablar en público tales como que la audiencia está siempre lista para devorarte.

A excepción de cuando eres el jefe y comunicas una bajada general de sueldos o despidos próximos, tu audiencia está deseando ver cómo triunfas en tu presentación. A la mayoría nos gusta que a los demás les salgan las cosas bien.

Si tienen caras largas, puede ser por mil motivos que no tienen nada que ver contigo, por ejemplo:

– Se han tirado una hora en un atasco con el taxímetro a toda máquina

– Su hijo ha suspendido seis y se lo acaba de decir

– Le han puesto una multa con foto por entrar con el coche en una zona restringida de camino a un parking público otra vez

– Se ha vuelto a dejar la tapa del váter abierta en casa y le han pillado

– Su marido se ha leído Los Hombres son de Marte, las Mujeres de Venus, y ahora cree que puede justificar todos sus comportamientos machistas

Si crees que alguien te mira mal cuando presentas, evita el contacto visual con esa persona, y concéntrate en los que te sonríen o en los que ves que están más interesados. En todos los grupos hay unos más simpáticos que otros. Si  a pesar de todo están todos muy serios y no le estás bajando el sueldo a nadie, igual es que les falta un calcetín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 + = nueve