Obama pillado

4 Febrero, 2013 by: Javier

Si te gusta Barak Obama hablando en público, te resultará muy interesante verle hablando en este vídeo:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=pBK2rfZt32g

Es un discurso de cinco minutos de agradecimiento a los voluntarios de su equipo electoral. Si no fuera el presidente de los Estados Unidos, exhausto al día siguiente de las elecciones del pasado noviembre, le pondríamos un suspenso en presentaciones.

Se coloca delante del micrófono comiendo chicle, se mete una mano en el bolsillo, que deja ahí, y agarra el micrófono continuamente. Dice ahmmm sin parar. La inflexión vocal oscila menos que la de un delfín. Empieza diciendo “so, you guys”, como un estudiante de grado presentando en clase. Su corbata está desarreglada, probablemente a propósito para parecer más cercano.

Habla de sus comienzos en Chicago, y les da un empujón de motivación a todos diciéndoles que son mucho mejores que él entonces. Se emociona en el minuto 03.40 y llora. El discurso no está ni medio construido, con trazos inconexos sobre su experiencia y referencias vagas a las supuestas cualidades del equipo que es la audiencia.

En otro contexto, sería un tipo aburrido y apocado. Compárala con esta, cuando también debería de estar muy cansado:

http://www.youtube.com/watch?v=n5jeLjKxv-4&list=PLE2870D47392C1B2D&index=1&feature=plpp_video

La diferencia está en la preparación. Si te preparas tu presentación, vas a hacerlo mil veces mejor. Y va a parecer que improvisas, cuando en realidad estás construyendo sobre algo preparado a conciencia. Funciona para todos, incluso para Obama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 + uno =