La batalla electoral de oratoria 2: Esperanza Aguirre vs Elena Valenciano

8 septiembre, 2011 by: Javier

EV intervención 1 http://www.youtube.com/watch?v=ESdh8pPBbgk

EV intervención 2 http://www.youtube.com/watch?v=w3i75lG6QWY&feature=relmfu

EA intervención 1 http://www.youtube.com/watch?v=1NrkPCC62mk

EA intervención 2 http://www.youtube.com/watch?v=YeGDgWvH5V8&feature=related

Esperanza Aguirre parece que ha dejado ver su interés por la cartera de Exteriores en un posible gobierno del PP. No es de extrañar, habla muy bien inglés y sabe estar en cualquier entorno, como demuestra su carrera política. Por su parte, Elena Valenciano es la secretaria de política internacional del PSOE, así que es probable que fuera ministra de Exteriores en un posible gobierno de Rubalcaba.

¿Qué tal lo hacen hablando en público?

Elena Valenciano hace algo muy bien: parece que está en un telediario. Como presentadora de informativos sería fantástica. Las dos intervenciones que analizamos están bien preparadas. Lee pero no línea a línea, casi como si lo hiciera desde un autocue. Fíjate por ejemplo en el final de la intervención 1, en 02.52. Termina igual que si estuviera dando paso al vídeo de la noticia. Lo malo es que le quita toda naturalidad a lo que dice. Su tono es algo monótono, incluso cuando remarca algún punto con la expresión de la cara y asintiendo con la cabeza, cosa que hace muy bien (en intervención 2: 00.45, 01.00, 01.42).

Imagina que dice lo de tres culpables y un inocente (intervención 1: 01.07) con otro tono. Tendría a la audiencia agarrada completamente, porque el mensaje es muy impactante y la construcción es original. Daría hasta para hacer una película. A veces lo hace bien, cambiando el tono por ejemplo en la intervención 1: 01.49, o en la intervención 2: 00.17. También varía el volumen en ésta en 01.42. Pero es muy poco, y la audiencia se duerme. Maneja bien la mirada cuando está frente a varias cámaras, como en la intervención 2, alternando entre todas y fijando la vista unos segundos en cada una.

Otra cosa que cambiaría es su postura en el atril. Cuando empieza a hablar en la intervención 1 está reclinada en él como en la barra de un bar. Pierde la oportunidad de comunicar más autoridad con una postura erguida y bien plantada sobre los dos pies.

Y definitivamente haría algo con su peinado, que resulta atractivo por lo natural, pero que se le cae sobre la cara continuamente, lo que le lleva a recolocárselo sin parar. Al final, estás más atento a su pelo cayendo sobre el ojo derecho que a lo que dice.

Aparte del pelo, su apariencia está muy cuidada, con colores poderosos como el gris oscuro, y el blanco (para ellas).

Esperanza Aguirre, por el contrario, maneja la inflexión de la voz a la perfección. Échale un ojo a la intervención 2, desde 00.10 hasta 00.28. Este tramo es una joya si quieres aprender a variar el tono, el volumen, y la velocidad para hacer un discurso interesante. Lo incluye todo en 15 segundos. Podría exagerar más el volumen, por ejemplo, pero no sería natural.

Mira cómo cambia también la inflexión en la intervención 1, variando el tono de agudo (00.52, 01.30, 02.10) a grave (02.09, 02.24), variando el volumen arriba (02.12), y abajo (00.46, 01.04, 01.18), y alternando la velocidad de más rápido (02.22) a más lento (01.15, 03.05).

Sujeta sus notas con una mano (intervención 1), usando la otra para gesticular. Aunque a veces emplea las dos para agarrar su cuaderno, lo que le resta expresividad (01.39). Antes de agarrar sus notas, usa el gesto de la pagoda, uniendo las manos solo por las puntas de los dedos, un gesto que transmite poder (00.06, 00.25). Muchos políticos lo utilizan – es casi seguro que se lo han enseñado, es un truco del sector, igual que los chatarreros gritan y los vigilantes de seguridad te llaman “caballero”.

Su apariencia es excelente, con colores poderosos para las mujeres como el morado o el negro, este último traje con un floripondio que dirige la atención sobre el rostro.

Si tuviera que cambiar algo en Esperanza Aguirre sería la dicción. En demasiadas ocasiones pronuncia permitiéndose ese deje de madrileña castiza que le quita autoridad: “ciudanos” (00.17, 00.35), “publiciá” (01.03), “trahporte” (01.10), “euroh” (02.42). También incluye algún relleno vocal, “eeeh”, en 00.24, 01.23, y 03.27.

Me parece que la ganadora de este envite imaginario es claramente Esperanza Aguirre. Sería muy interesante verlas debatiendo en la realidad, igual si ambas superan sus limitaciones de oratoria no estaría tan claro quién iba a ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


uno × = 4