¿Cómo me quito el miedo?

8 marzo, 2011 by: Javier

Texto de ayer en Yahoo!  México:

“hola a todos: lo que pasa es que me seleccionaron para un concurso de oratoria, éramos 20 y de todos esos quede yo lo que pasa es que nunca me puse a pensar que iba a llegar el día del concurso y pasado mañana es quisiera saber que puedo hacer para que se me quite ese miedo, tengo muchas ganas de ir y poder ganar solo lo que los nervios y miedo hacen que me vea mal. es que me da un miedo cuando me paro a hablar en público que puedo hacer para quitarme ese miedo den me ánimos de antemano gracias”

Hay cientos de entradas como esta en la web todos los días. De repente hay algo que tienes que hacer y que no te gusta nada hacer. A medida que se acerca el día de tu presentación, te sientes peor, tenso, irascible, preocupado, asustado, obsesionado, y acabas por confesarte con tu entorno.

Hay un montón de soluciones, algunas zen, otras físicas, y otras que tienen que ver con la audiencia, para evitar lo que le ocurre a este presentador. La clave está en elegir la que mejor te haga sentir a ti. Prueba y descarta, hasta que des con la tuya. Es algo así como tu amuleto, ese jersey amarillo que te ponías para hacer el examen de derecho administrativo o de física nuclear.

Una manera de sobreponerse es pensar que no solo te ocurre a ti, le pasa a todo el mundo. Por ejemplo, rockeros como John Bonham, el batería de Led Zeppelin: “estoy nerviosísimo todo el rato. No puedo estarme quieto, y me preocupa no tocar bien. A todos en el grupo nos ocurre lo mismo, y todos tenemos algo que hacemos justo antes de salir a tocar, como pasear o encender un cigarrillo”. Pau Casals decía que a los catorce, cuando dio su primer concierto, se le olvidó el comienzo de la pieza poco antes de empezar a tocar. Su padre le calmó y el primer concierto de Pau Casals fue un éxito, pero durante toda su vida se sintió atormentado antes de salir al escenario.

Seguro que has estado en uno o ningún concierto en el que notaras los nervios de los músicos. Cuando vas a hacer algo duro, todo es empezar. Después viene rodado. En tu próxima presentación, sal al escenario como si fueras el número uno de la canción actual. Tampoco es muy difícil de creer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 2 = seis